Ofertas Especiales

Promociones especiales

Productos más vistos

OFERTA ÁNODO ELECTRÓNICO CORREX Ver más grande

ÁNODO ELECTRÓNICO CORREX

02791201

Nuevo producto

Ánodo electrónico de protección contra la corrosión.

Sustitutivo de ánodo de magnesio o ánodo de sacrificio.

Válido para acumuladores o depósitos de hasta 500 litros.

Incluye manual de instalación.

Más detalles

DISPONIBLE

desde:127,05 € impuestos inc.

-54,45 €

181,50 € impuestos inc.

  • Ánodo electrónico correx-up. Sustituye a los tradicionales ánodos de magnesio, también llamados ánodos de sacrificio.

    El contenido de la caja contiene: 

    1. Centralita.
    2. Soporte de fijación.
    3. Tapón de protección orificio para cuando conector "6" esté desconectado.
    4. Ganchos de bloqueo cables.
    5. Alojamiento para tapón "3" cuando no sea utilizado.
    6. Conector macho cable ánodo.
    7. Conector cable alimentación 220V.
    8. Conector hembra cable ánodo.
    9. Tapón rosca G 1/2".
    10. Vaina en titanio (electrodo).
    11. Extremidad activada. (Atención: no raspar o frotar).

    Los ánodos electrónicos por corriente impresa, dotados de auto regulación de potencial de protección, protegen la superficie expuesta a la corrosión, como se especifica en norma DIN 4753 parte 3, párrafo 4.2.3, hasta 100cm² de la superficie interior de los depósitos y calderas de acero esmaltados con resinas plásticas o vitrificados, hasta 500 litros de capacidad.

    Normalmente, los depósitos de agua caliente para uso potable, están provistos de un revestimiento para la protección pasiva contra la corrosión electroquímica innata del agua. Dado que prácticamente no existe una protección anticorrosiva pasiva que pueda garantizar al 100% la cobertura total de las paredes de un acumulador, es preciso intervenir además con una protección activa y definitiva protección catódica (DIN 4753 parte 6). El sistema de protección activa tradicionalmente usado está constituido por ánodos de magnesio, también conocidos como ánodos de sacrificio, que no obstante tienen sus inconvenientes. Los ánodos de magnesio, consumibles, necesitan de sustitución periódica ya que con el paso del tiempo la masa del ánodo disminuye y pierde parte de su eficacia.

    Además los sedimentos en el fondo del acumulador, debidos en parte al consumo del ánodo, son terreno fértil para eventuales colonias de bacterias. De estas consideraciones deriva la elección de dotar a los acumuladores de este sistema de protección activa que elimina los inconvenientes arriba mencionados, ofreciendo mayores garantías en la prtección anticorrosiva del depósito y en la calidad del agua contenida.

Opiniones